Hay muchos placeres en la vida, que con poco se puede conseguir mucho. El sexo, comer, estar con los seres queridos y un largo etcétera que puede que nos ocupen líneas y líneas de este blog.

Muchas cosas son las mejores de la vida, y para el sexo, pero los afrodisíacos son geniales para darle un toque picante  a tus relaciones íntimas y ser todo un éxito.

Por definición, los afrodisíacos son sustancias que tienen la capacidad de aumentar el deseo sexual, y por consiguiente un sexo más placentero y divertido en todos los sentidos.

No ahondaremos en sus orígenes pero sí que os vamos a contar que hay muchos alimentos que son afrodisíacos, y que nos rodena cada día, pero… ¡No teníamos ni idea de que estos lo eran!

 

Los afrodisíacos que te encantarán

Estos afrodisíacos que presentamos a continuación, tienen cada uno de ellos una funcionalidad y ofrecen determinadas sensaciones que otros afrodisíacos no pueden. Es por ello que si estás interesad@ debes de prestar atención, y después aplicarte en tus relaciones sexuales con ellos.

 

Aguacate

La historia azteca cuenta que el aguacate, o conocido por ellos como el ahucati (testículo en su significado) alababan el aumento de vigor sexual que ofrecía esta fruta. Por otro lado, los japoneses también creen mucho en su potencial, pues ayudaba más bien a la destreza.

Es por ello que se recomienda incluir este alimento en tus batidos y/o ensaladas para darle un toque más picante a los platos de tus veladas románticas.

 

Ostras

Este es un molusco muy muy sexual, siempre se ha concebido como tal por experiencia sensual y sensorial en el momento de comerlos.

Gracias a la concentración de zinc y aminoácidos raros aumentan la libido y las ganas de practicar sexo.

Como curiosidad, se dice que Casanova, en el siglo XVIII desayunaba 50 ostras a diario. No lo sabemos a cien y a cierta, pero seguro que le funcionó.

 

Plátano

El simple acto de comer un plátano es una acción muy sensual y sexual a la vez. Pero su tilde exótica, y la gran cantidad de potasio que contiene esta fruta puede hacer que tus orgasmos sean más intensos, y aumenten la capacidad muscular.

Su forma fálica y su intención afrodisíaca lo convierten en un alimento perfecto para provocar a tu pareja, y excitar para dar paso a una buena relación íntima y pasarlo en grande.

 

Miel

Este es quizá, otro de los alimentos más antiguos con los que se relaciona para su tilde vinculante con los afrodisíacos. Se consideraba un símbolo de fertilidad y capaz de aumentar el deseo sexual por su creación dulce.

El filósofo Hipócrates prescribía la miel como el elemento perfecto para que el vigor sexual aumentara, y los médicos extrajeron resultados de boro que contiene para regular los niveles hormonales y producir óxido nítrico, liberador de sangre durante la excitación sexual.

 

Café y el chocolate

Por excelencia son dos de los afrodisíacos más conocidos en el mundo entero, y con ello, prácticamente una verdad universal.

El olor del café, y la ingesta de este hacen, para las mujeres, uno de los afrodisíacos más potentes, para aumentar la resistencia y el frenesí de la dopamina que induce a la felicidad.

 

En el caso del chocolate, la fenetilamina y el triptófano son los agentes principales que actúan en la excitación gracias a la ingesta de este alimento, pues el cerebro se ve más liberado y la potencialidad de las relaciones íntimas aumentan.

 

Fresas y cerezas

Estos son otros dos topicazos que no nos podemos olvidar. Las primeras, las fresas, se consideran algo muy romántico y sensual en las películas, y en el mundo real cuando se quiere recrear una cena romántica, pero no existe ninguna base científica, en que esta fruta sea afrodisíaca.

 

En el caso de las cerezas, sucede lo mismo que con las fresas, pero al ser un topicazo se han considerado como tal.