Con el mero hecho de acudir a un masaje erótico, no es suficiente para que la experiencia sea placentera 100 %, por eso hoy queremos darte una serie de consejos que te servirán para prepararte de la mejor manera para tu sesión.

No es que debas prepararte en exceso, pero sí conviene tener en cuenta lo siguiente:

La higiene es muy importante. Es esencial para que tanto tú como la masajista os sintáis cómodos. Recuerda que si no te da tiempo de prepararte antes de venir, en Sapphire Massages disponemos de todo lo que necesitas para asearte, consulta este servicio cuando reserves tu masaje.

Siguiendo por la higiene, otro tema es la depilación. Si tienes pensado depilarte, ten precaución de no hacerlo el mismo día de tu masaje. Cuando nos depilamos, los poros quedan más abiertos y para evitar cualquier tipo de irritación producida por el propio roce del masaje y pueda resultar incómodo, ten previsión de depilarte antes o después del mismo, solo queremos que tu experiencia con nosotros sea especial y placentera.

Otro aspecto que desempeña un papel importante en el hecho de que disfrutes mejor del masaje es la comida que hayas realizado ese día. Aconsejamos no comer legumbres el día previo ni hacer comidas copiosas, de este modo no te sentirás hinchado, pesado y no sentirás ninguna molestia al masajear tu estómago o vientre.

Por si lo has pensado en algún momento, la ropa que lleves también debería ser cómoda y fácil de poner y quitar, sin demasiados complementos que dificulten a la masajista realizar su trabajo. 

Sé puntual para no llegar con prisas ni estrés que luego harán que no te relajes con tanta facilidad, por eso es bueno que tengas en cuenta tu ritmo de vida y buscar una hora en tu agenda que no afecte a tus horarios. Venir con la mente abierta y despejada ayudará a que todo fluya mejor.

En estos pocos puntos probablemente no te hayamos descubierto nada nuevo, son cosas básicas que uno debería saber, pero conviene recordarlas para que podamos ofrecerte una experiencia completa, excitante y sanadora.

Una vez sepas qué masaje quieres, no dudes en reservar una cita y guardarla en la agenda.