El masaje tántrico es un tipo de masaje utilizado por los hindúes para canalizar sus energías sexuales y aumentar su excitación. Sin embargo, no solo se utiliza esta técnica con fines sexuales, sino que los hindúes creen que el masaje tántrico puede ayudar a las personas a mejorar su salud y llevar una vida más sana.

De lo queso que no cabe duda es de que el masaje tántrico es una perfecta oportunidad para disfrutar de un buen rato en pareja. Puede servir para que ambos exploréis formas de complaceros mutuamente, para que descubráis niveles más altos de orgasmos haciendo que el sexo sea una experiencia mucho más placentera si cabe.

Cómo realizar un buen masaje tántrico

Lo que caracteriza a un masaje tántrico es que no necesariamente implica penetración sexual para que ambos lo disfruten. De lo que se trata es de estimular ciertas áreas del cuerpo para que pueda alcanzar su más alto nivel de placer. Lo que se supone que debes hacer es tocar y masajear todos los puntos sensibles de tu pareja y viceversa.

Si deseas disfrutar de un masaje tántrico, en Blue Sapphire podrás hacerlo. Relájate, deja la mente abierta, ponte cómodo y fluye, solo así lograrás deshacerte de todos tus prejuicios sobre los masajes eróticos y tener una experiencia inolvidable. 

La música es una buena aliada para crear un ambiente tranquilo y cálido propicio para este tipo de masajes. ¡Recuerda poner una playlist relajada si piensas practicarlo solo en casa con tu acompañante!

Masajeando a una mujer

Por aquí te dejamos algunos ejercicios que pueden ayudarlos a ambos a realizar este masaje de manera eficiente:

  1. Vierte un poco de aceite sobre los genitales femeninos
  2. Masajea los labios externos con un movimiento deslizante con el pulgar y el índice.
  3. Masajear los labios internos de la misma manera.
  4. Golpea suavemente el clítoris con un movimiento hacia la derecha o hacia la izquierda. Aprieta suavemente con el pulgar y el índice. Importante: Si experimenta demasiado placer, para el movimiento un momento y deja que respire profundamente. Reanuda el movimiento cuando vuelva a relajarse.
  5. Con las palmas hacia arriba, inserta suavemente el dedo medio dentro de la vagina y dóblalo hacia la palma de la mano. Intenta sentir esa área esponjosa que está justo debajo del hueso púbico. Ese es el punto G y cuando lo hayas encontrado, masajéalo suavemente con un movimiento circular.
  6. Mientras masajeas su punto G, masajea también su clítoris. Verás como llegará fácilmente al orgasmo en pocos minutos.

Masajeando a un hombre

  1. En primer lugar, masajea todo el cuerpo evitando intencionadamente el pene.
  2. Cuando esté más relajado, vierte un poco de aceite sobre su pene y los testículos.
  3. Empieza a masajear los testículos suavemente. Ve con cuidado porque al estar tocando una de sus partes más sensibles, puede sentirse algo ansioso, y queremos que permanezca relajado.
  4. Masajea la zona entre su ano y sus testículos. Esta área de su cuerpo se llama perineo y también es bastante sensible.
  5. Seguidamente agarra pene y muévelo hacia arriba y luego suéltalo. Haz esto con tu mano izquierda también.
  6. Después de mover las manos hacia arriba con su pene, invierte el movimiento y golpéalo hacia abajo.
  7. Después, masajea el escroto con un movimiento circular. Si se pone flojo, no te preocupes. Se endurecerá nuevamente en poco tiempo.
  8. Puedes llevarlo al orgasmo o retroceder y dejar que se relaje y hacer el procedimiento nuevamente para alcanzar un orgasmo aún más placentero.

Después de leer esto no te entran ganas de probarlo a ti? ¡No te lo pienses más y reserva ya tu cita en Blue Sapphire!